Blefaroplastia

Resolvemos tus dudas

Blefaroplastia

La blefaroplastia es la principal cirugía estética de los párpados y consiste en extraer la grasa y el exceso de piel de los párpados superiores e inferiores. En el párpado superior el procedimiento se lleva a cabo por vía externa, realizando la incisión en una de las arrugas o de los surcos cutáneos del párpado superior ya existentes, de este modo no queda cicatriz visible. En el párpado inferior la extirpación de grasa generalmente se hace por vía interna (a través de la conjuntiva) sin realizar ninguna incisión en la piel.

La intervención precisa únicamente una anestesia local en los párpados y una leve sedación, es decir, el paciente está despierto pero muy relajado y no percibirá ningún dolor. No es necesario realizar ingreso hospitalario, la estancia en la clínica es de dos a tres horas y tras una primera revisión postoperatoria, el paciente puede abandonar el hospital por su propio pie.

La blefaroplastia puede realizarse de forma aislada para los párpados superiores o inferiores o pueden operarse los párpados superiores e inferiores a la vez. La blefaroplastia puede combinarse con otros procedimientos quirúrgicos de remodelación facial como la elevación de la ceja o la cantopexia lateral (para aportar mas tensión a los párpados inferiores y elevar el ángulo lateral). La blefaroplastia, sin embargo, no elimina las arrugas o llamadas “patas de gallo”, para ello existen otros procedimientos como la inyección de toxina botulínica.

La blefaroplastia debe ser diseñada individualmente para cada paciente. En Clínica Castilla sabemos que cada uno de nuestros pacientes tiene necesidades únicas. Con el rigor y la profesionalidad que nos caracteriza, ofrecemos una amplia gama terapéutica para obtener el mejor resultado estético y cumplir las expectativas de nuestros pacientes.

Pacientes tratados por el Dr.  Romero Martín y que han autorizado la publicación de estas imágenes

¿Cómo es la recuperación de la cirugía?

Habitualmente se recomienda al paciente que guarde un reposo relativo durante 2 o 3 días. Después de este período de tiempo podrá ir recuperando sus actividades habituales y muchos pacientes retoman su trabajo. Los hematomas en la zona intervenida no suelen perdurar más de 7-14 días.

¿Quién se puede operar?

Cualquier mujer o varón con exceso de piel y/o de grasa en los párpados que quiera mejorar su aspecto estético. En el caso de los varones, se tiene especial cuidado en que el hombre conserve sus rasgos masculinos después de la intervención.